Proceso Infeccioso

    Las enfermedades infecciosas son producto de microorganismos vivos que invaden y dañan la función de los órganos; en general se les denomina "microorganismos patógenos". En la escala de las enfermedades humanas, las infecciones son la causa más frecuente tanto de los padecimientos, como de la muerte. Muchas muertes se deben, en última instancia, a una infección que complica el final de una evolución clínica (p. ej., bronconeumonía después de apoplejía, sepsis por grammnegativos en pacientes con leucemia).

    La lista de agentes infecciosos del ser humano es muy amplia y sigue en aumento. El ritmo al cual se propagan las enfermedades infecciosas depende mucho de circunstancias ambientales y sociales. Igual que las "nuevas enfermedades", varias enfermedades antiguas han empezado a resurgir como importantes problemas de salud pública, mucho después de que se consideraba que estaban declinando; por ejemplo, la tuberculosis y el paludismo por P. falciparum.

    Muchos microorganismos patógenos causan directamente la enfermedad, por ejemplo, por la producción de una toxina, pero un número considerable de microorganismos patógenos intracelulares activa al sistema inmunitario, que después daña los tejidos del huésped como un subproducto del intento de eliminar al microorganismo, fenómeno denominado "inmunopatología". Los mecanismos de reparación del cuerpo, que incluyen la formación de tejido cicatrizal, pueden causar al órgano, daños adicionales y a lo largo plazo.

    Las infecciones se subdividen en las que atacan en el momento de la primera presentación o de presentaciones repetidas, y las que entran a las células del huésped, donde permanecen latentes hasta que vuelven a surgir posteriormente (infecciones latentes).

    Los microorganismos patógenos pueden causar enfermedad, por:
  • Contacto entre microorganismo patógeno y célula y daño de la célula.
  • Invasión y daño a la célula.
  • Liberación de toxinas que dañan células cercanas.
  • Inducción de respuestas inflamatorias sistémicas.
  • Obstrucción o daños de los vasos sanguíneos.
  • Inducción de respuestas de anticuerpos mediadas por mecanismos inmunitarios.
  • Inducción de respuestas inmunitarias mediadas por células.
  • Masas en los órganos.
  • Inducción o promoción de tumores malignos.
    Habitualmente se considera que todos los agentes infecciosos contienen RNA o ADN, pero esto no abarca el fenómeno de las encefalopatías espongiformes transmisibles (como la enfermedad de Creuzfeldt-Jakob) que pueden "infectar" a animales y a seres humanos, pero no incluyen la transmisión de ácidos nucleicos. Las principales categorías de las infecciones son por: virus, bacterias, clamidias, rickettsias, micoplasmas, hongos, protozoarios, helmintos y artrópodos; las tres últimas, en conjunto se denominan "parasitosis".



Proceso infeccioso 3EV1




Proceso infeccioso 3EV2




Proceso infeccioso 3EV3



BIBLIOGRAFÍA:

1. Herrera Fernández Fernando. Fisiopatología. Ed. Manual Moderno. México D.F. 2009.
2. Levison A. David. Reid Robin. Burt Alestair D. Harrison David J. Fleming Stewart. Patología de Muir. 14 Ed. Mc-Graw Hill. México, 2009. 376 págs.
3. Merk Sharp & Dohme. Manual Merck. Ed. Oceano. España, 2006. 914 págs.
4. Parakrama Chandrasoma. Patología General. Ed. Manual Moderono. México D.F. 1999. 1034 págs.
5. Pérez Tamayo Ruy. Principios de Patología. Ed. Interamericana. México, 1991. 124 págs.
6. Raymond Tallis & Howoard M. Fillit Brocklenhurst´s Textbook of geriatric medicine and genontology. Ed. Elsevier Inc. New York. USA. 2009.
7. Robbins y Cotran. Patología Estructural y Funcional. 7a Ed. 

Dr. Víctor H. Loo A.
Esp. Psiquiatría Infantil y de la Adolescencia.
Comments